6 de marzo de 2010

Hoy no me tomaré la tensión

Vaya tela marinera, Copo,
Estamos en sábado por lo que esta mañana me ha sonado el despertador algo más tarde que el resto de la semana. El galán ha venido a buscarte y ale, pá casa se ha dicho... la casa de mis padres, claro. Y es que ya lo he dicho más de una vez, oh sí, que yo soy como una niña con los padres divorciados, que no sé si tengo dos casas o es que en realidad no tengo ninguna...

Ante esto de la doble casa se crean bastantes fenómenos curiosos, como que tengo 700 bragas limpias en una casa y unas tristes y solitarias en la otra (y para colmo son las típicas bragas a las que les tienes manía y nunca te las pones...). Qué vida más dura... Jajaja También suceden cosas como cuando la gente me dice que ha llamado a "mi casa"... ¿hola? ¿de qué casa estamos hablando? Resumiendo, que vivo en un incertidumbre crónica que quita el sentío.

Por lo demás aquí estamos... ¡en pleno fin de semana! Hoy no veré Sálvame ni ningún programa similar (mi vida sin Jorge Javier Vázquez y las andanzas de Julián Muñoz no es la misma, pero lo superaré), hoy no me dormiré con los ronquidos de la compi de fondo y tampoco me tomaré la tensión. No, hoy no. Y es que desde que la compi me llevó de paseo por urgencias la semana pasada aquí una servidora ha estado de enfermerita de la señora tomándole la tensión según las indicaciones de la señora cuya higiene deja que desear y vecina nuestra. Y ya que se la tomo a ella me la tomo yo... que por cierto, ¡la tengo bajísima! Jajaja

Hay un tema que no os había comentado... y es que un famoso periodista se puso presuntamente en contacto conmigo a través del blog para que saliéramos en la portada del ¡Hola! de esta semana... y aquí la tenéis. Ah, la cara de la compi está pixelada cual Andreíta Jajajaja

¡Un abrazo! Y disfrutad del fin de semana... ¡nosotros lo tenemos cumpleañero, con el cumpleaños de mi suegri y el de Miguel de por medio...! (¡Felicidades a los dos!)
Alba Arroyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú qué le dices a Copo?