24 de septiembre de 2010

Día de soltero/a y otras historias

Querido Copo;
Cualquiera que nos conozca en la vida real, sabrá que el galán y yo pasamos mucho tiempo juntos. Y cuando digo mucho tiempo, quiero decir prácticamente todo el tiempo libre del que disponemos.  Ante todo somos muy buenos amigos y hagamos lo que hagamos siempre nos echamos unas risas y nos gusta estar juntos. 


No obstante, de vez en cuando necesitábamos pasar una tarde en plan solteros. Cada uno por su lado. Ya fuera estando en pijama, viendo series, haciendo manualidades o echándonos una siesta.   Y es que al principio nos daba hasta corte reconocerlo, pero ya lo hemos institucionalizado. Oh, sí. Le hemos llamado "el día de soltero/a". "Oye, ¿quedamos mañana?" "Bueno, yo había pensado en hacer una tarde de soltero" "Genial. Voto a favor". Y listos. Pero mis amigas están medio mosqueadas con este día porque todos los novios se les están tomando "días de soltero". 


Hoy a sido uno de esos días de soltero. Y he ido a uno de esos típicos sitios donde vamos juntos pero sola. Y sí, todo el mundo me a acribillado a preguntas del tipo "¿dónde has dejado el galán?"... Amos a ver, el galán y yo, aunque no lo parezca, ¡somos dos personas distintas! Madre mía... y si esto nos pasa ahora, ¿qué será de nosotros el día que nos casemos?







Ah! Y a propósito de bodas, el jueves por la noche tuvimos
la cata del restaurante de la boda de mis queridos cuñados. Sí, en teoría a esos berenjenales les tocan a los papás de los novios, pero dado que los de la novia viven al otro lado del planeta, nos tocó al galán y a mí. Y tuvo su gracia, no se crean. Al principio creyeron que nosotros éramos los que se casaban (sí, empiezo a olerme una conspiración, señores) Jajaja 


También nos tocó catar vinos... y además se suponía que una debía hacer comentarios inteligentes, por lo que yo siempre decía "Mmmm, huele a zumo de uva" Jajaja Y me quedaba tan ancha, señores. Lo cierto es que comimos como borregos, ayudamos a escoger el menú para la boda (lo cual era la idea principal) y vimos cómo era el sitio. Ah, y tomamos experiencia (lo cual nunca está de más).


Y mañana, ¡sábado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú qué le dices a Copo?