12 de septiembre de 2010

Hola, Compi.

Copo;
Estoy realmente K.O. Definitivamente meter la vida de una (bueno, la vida no, tooooda la ropa y demás trastos) es de lo más cansao. Es increíble la cantidad de cosas imprescindiblestengo, ¿eh? Bueno, con estas cosas ya se sabe, no es tanto lo que realmente voy a necesitar como lo que me he tenido que traer "porsiaca" (o lo que es lo mismo, "por si acaso").

Después ha venido la fase de recolocación. Y no, no es la colocación de mi vecino (que ya me esperaba yo el chiste, ya). Sino la colocación de toooodas mis cosas.

Y sí, lo siento, es la entrada más fea que he escrito en mi vida. Pero tengo el cerebro en estado de shock y no doy pá más.

Ah! La compi está feliz de mi regreso y yo supongo que de alguna manera también estoy contenta, a pesar de que aún llevo el duelo de mi verano finiquitado.

Esperemos que tengamos un buen comienzo de rutina...
Besos y abrazos, ea.

P.D.: Eso sí, hay compis y manías, que no cambian... Aquí la "tapa" permanente de nuestro cubito de basura...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú qué le dices a Copo?