31 de mayo de 2010

Biblioteca y Eurovisión


Querido Copo;

¿Quién dijo que cuando se acababan las clases empezaba la fiesta? Mecachienlamarsalá... Creo que en la biblioteca de la universidad van a dejar una silla in memoriam con una foto mía para no echarme de menos cuando acabe los exámenes el miércoles 9 de junio... ¡pero no me quejo, señores, no me quejo!

¿Por qué Alba-guapa? ¿Por qué no te quejas? Se preguntarán ustedes... pues sencillamente porque a estas alturas el año pasado estaba desquiciada por algo cuyo nombre ya me produce verdaderos escalofríos: la selectividad. Sólo aquel que lo ha vivido sabe de lo que hablo. Yo, que tengo mi punto de melodrama, a estas alturas pensaba que no entraría en la universidad, es más, yo ya estaba diseñando mi curriculum para entregarlo en Mercadona, señores. ¡Así que desde aquí mi más sincero pésame a los que estáis por hacerla y mis mejores deseos también!

¡Y tenía mil cosas que explicar, pero es que estoy muer-ta! Es que si al menos los sábados y los domingos descansáramos... pero es que tenemos más compromisos que un ministro, señores....¡Tuvimos un fin de semana tan duro que hasta nos perdimos Eurovisión! Y ya es decir eh, que yo Eurovisión lo he visto hasta el año de las Ketchup (en ese día me sentí tentada en pedir exilio político en Andorra, de corazón Jajaja). Pero bueno, con el rollo del espontáneo de la barretina al menos lo he podido ver en el telediario Jajaja Aunque, inter nos, siempre nos quedará la duda de saber qué hubiese pasado si finalmente John Cobra hubiese representado a España en Eurovisión y le hubiese salido el Jimmy Jump ese Jajajajaja En facebook yo ya me he hecho fan de "Con John Cobra en Eurovisión, Jimmy Jump estaría muerto"... y estoy de acuerdo Jajajaja

Así que resumiendo este último spring está siendo durillo, oh sí, las horas pasan rapidísimo (y si no me creen prometo enviar una foto de una servidora en primer plano para que evalúen ustedes mismos el estado de mis cejas...).

¡Un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú qué le dices a Copo?